Conoce las 3 Cosas que Nunca debes de Hacer con AJO.

Hoy en día, existen diversos vídeos y sitios web se promueve el uso de ajo de formas que pueden dañar tu salud. Te hablaremos sobre las tres formas en las que nunca debes ocupar el ajo, pero antes debes saber algunos beneficios probados por la ciencia de la ingesta adecuada de ajo son la disminución del colesterol en la sangre. Es auxiliar también en los trastornos del sistema metabólico; ejemplos de esto son la hipertensión y la resistencia a la insulina. Además de que al ajo se le ha adjudicado un rol importante en el sistema inmune, ya que promueve la actividad de células denominadas “nk y linfocitos” estos últimos regulan la respuesta del sistema inmunológico debido a los diversos beneficios que la ingesta de dosis correctas de ajo puede traer a la salud en diversos vídeos de youtube y páginas de internet se promueve su uso de formas alternativas sin advertir que esto puede traer consigo graves trastornos a la salud.

Ahora que sabes esto, empecemos como:

1. Cuidado con la introducción de ajo en cavidades vaginales

En algunos vídeos de habla hispana se recomienda la introducción de un diente en la vagina previamente atado a un hilo antes de dormir para el tratamiento de algunas infecciones

Como lo son la candidiasis y la tricomoniasis, esta práctica puede traer consigo en casos más graves la aparición de lesiones en la mucosa vaginal y cervical con la apariencia de una quemadura química, lo que agravará la condición de la persona, además esta práctica puede traer de forma habitual severas molestias como lo son: el dolor, la inflamación, el enrojecimiento, picor  intenso y secreciones anormales, e incluso en casos graves el sangrado; por lo que les aconsejamos el uso del ajo de esta forma.

2. Uso de ajo fresco y cortado por la mitad para frotarlo en la piel o mantener una posición machacada del mismo por medio de una banda adhesiva

Esta ha sido la más difundida, usada para tratar algunas lesiones como lo son las verrugas, vulgares e incluso condilomas acuminados o conocidos ampliamente como verrugas genitales, y que son causados por cientos tipos del virus del papiloma humano. Eso traerá un efecto similar al mencionado en el caso anterior, dependiendo también del tiempo de exposición del ajo sobre la lesión, y que puede ir desde el enrojecimiento, dolor, inflamación, picor intenso, dañar la piel y presentar aspecto similar al de una quemadura química.

Si bien, existen algunos estudios publicados como el del hospital universitarios “Celia Sánchez Manduley” realizado en el 2006 en cuba, el cual comparó los efectos del ajo con la pedofilia, una toxina o un compuesto químico muy común para el tratamiento de verrugas genitales externas, el cual tras un año de investigación llegó a la conclusión que el uso de ajo bajo cierta metodología y procedimiento tiene un efecto favorable para disminuir las lesiones anteriormente mencionadas, es decir, los condilomas acuminados, sin embargo, hay que hacer énfasis en que todo el estudio tanto como las aplicaciones, las cantidades, así como el monitoreo periódico de las personas fueron realizados por especialistas, por lo que esto no debería de intentarse en casa; ya que como mencionamos te puedes exponer a un daño severo en la piel.

3. La ingesta excesiva de ajo

Una práctica muy común es el comer ajo en ayunas, según un informe publicado por el instituto nacional del cáncer, en EEUU,  el consumo excesivo de ajo fresco, así como los extractos o aceites del mismo con el estómago vacío pueden causar desde náuseas, vómitos, diarrea y acidez, estudios diversos también han reportado que el consumo excesivo de ajo puede causar problemas gástricos y en el hígado, además, de que podría aumentar el riesgo de sangrado, por lo que no debería de consumirse; si se está tomando algún medicamento para adelgazar la sangre como lo pueden ser la warfarina y la aspirina, finalmente se ha vinculado a la ingesta excesiva de ajo a un mayor riesgo de padecer “ifema”, que es la presencia de sangre en la cámara anterior del ojo, específicamente en el espacio comprendido entre el iris y la córnea.

Como tips adicional, te mencionaremos que en caso de que decidas incorporar dosis de ajo en tu dieta, te sugerimos que primeramente lo consultes con tu especialista de confianza y de cuestiones sobre la cantidad adecuada de ajo que debes de consumir, si has notado la presencia de alguna anormalidad en la piel o mucosas como lo es una verruga o una verruga genital, debes de acudir a recibir información por parte de tu médico, y evita de esta manera que tu condición de salud se agrave por la aplicación del ajo.

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies